Todo lo que debes saber sobre el análisis de potabilidad de las aguas

El análisis de las aguas es un servicio fundamental para la salud pública. Sin él no se podría determinar cuándo su consumo es o no peligroso. Te contamos los aspectos más interesantes de este proceso y su importancia.

¿Qué es el análisis de potabilidad de las aguas?

El análisis de potabilidad de las aguas consiste en tomar una muestra del líquido en el punto de captación (por ejemplo, un río o un embalse) y analizarla en el laboratorio para examinar su composición, la cual será comparada con las directrices de calidad del agua (que son las normas indicativas de cuándo es seguro su consumo).

Solo los análisis del agua potable pueden determinar, si ésta puede o no, ser destinada al consumo humano (entendiendo por tal, todo tipo de usos domésticos, no solo la ingesta). Sólo será apta, si la muestra examinada no presenta cantidades de elementos extraños (microorganismos, parásitos o sustancias) suficientes para poner en riesgo la salud humana.

En nuestro entorno, la calidad del agua está regida por la Directiva 98/1983 CE, recogida en España por el Real Decreto 140/2003. A ello hay que sumarle la regulación autonómica (que, en el caso de Galicia, viene dada por la ley 9/2010 de 4 de noviembre). Dicha normativa recoge los criterios de la OMS sobre el análisis de potabilidad de aguas.

¿Por qué es tan importante el análisis de aguas?

Aguas potables, aguas de vertido y aguas residuales.

 

Una necesaria garantía de salud pública

 

El agua natural (aquella que no ha sido potabilizada) está en contacto con diversos elementos susceptibles de corromper su pureza: polución, tierra, animales, etc.. Ello la hace portadora de diversos agentes insalubres (enterococos, arsénico, cadmio…).

Sin este análisis de aguas no podríamos saber cuándo estamos ante agua potable, por lo que su consumo representaría un claro riesgo para la salud, pudiendo causar graves enfermedades como, por ejemplo: cólera, tifus, hepatitis o diarrea.

Los problemas derivados de la falta de control en la potabilidad de las aguas pueden surgir no solo en países en vías de desarrollo (la OMS estima que 2.100 millones de personas no tienen acceso al agua potable), sino también en el primer mundo.

 

¿Sabías que el agua recorre un largo camino hasta llegar a tu casa?

Desde que es captada, el agua sigue una complejo itinerario hasta los hogares… y a lo largo del mismo encuentra peligros que amenazan su pureza: residuos industriales, agro tóxicos, patógenos fecales, aguas residuales, aguas de vertido. Sin la ayuda del análisis de potabilidad de aguas, su consumo dejaría de ser seguro.

 

  • Desde el punto de captación, el agua pasa a la estación de tratamiento de aguas potables (ETAP). Allí se realizan diversos procesos para purificarla (floculación, decantación, filtración, cloración y alcalinización).
  • El agua, ya potabilizada, es llevada a través de la red de distribución, para ser almacenada en un tanque.
  • Para llegar al consumidor, el agua almacenada deberá recorrer la red de tuberías hasta salir por el grifo.

 

La contaminación del agua puede darse a pesar del tratamiento recibido en la ETAP, bien sea por su corrupción en un punto ulterior (por ejemplo, en las tuberías), bien sea por algún fallo en el proceso de tratamiento (caso Hidraqua).

Si esta compleja trazabilidad no se acompaña de un buen control de potabilidad de aguas, podemos encontrarnos con riesgos de salud pública en nuestro entorno, cosa frecuentemente recogida en las noticias:

 

 ¿ QUÉ PARÁMETROS SE EXAMINAN EN EL ANÁLISIS  DE AGUAS POTABLES?

 

¿Qué parámetros físicos se investigan en el análisis de potabilidad del agua?

 

Son aquellos que se perciben directamente por los sentidos. El análisis de agua potable se encargará de comprobar si esta se halla o no limpia (incolora, inodora, insípida y transparente).

  • Color: un agua coloreada indicaría que estuvo en contacto con impurezas, tales como: metal, tierra o elementos orgánicos en descomposición (algas, animales).
  • Claridad: si el agua es turbia, se debe a partículas en suspensión, las cuales podrían reducir el tratamiento de cloración que se realiza en la ETAP.
  • Sabor y olor: si están presentes, nos señala que el agua ha sido corrompida por desechos orgánicos o industriales.
  • PH: lo ideal sería entre 6 a 9. Los valores superiores o inferiores no afectan a la salud, pero pueden perjudicar el tratamiento en la ETAP.
  • Temperatura: es un factor decisivo para determinar la velocidad de absorción y desarrollo de otros elementos presentes en el agua (como los microorganismos).

¿Qué parámetros químicos se investigan en el análisis de potabilidad del agua?

 

Un correcto análisis de potabilidad del agua también examinará si esta contiene elementos químicos. Según los casos, podemos encontrar dichos componentes solo en las aguas subterráneas (plomo) o en las superficiales (sulfatos) o indistintamente en cualquiera de ellas.

La procedencia de las sustancias químicas en el agua es muy diversa: la naturaleza (aluminio y sulfatos), la industria agropecuaria (nitrato), el propio tratamiento de las aguas (cloruro), las cañerías (plomo, cobre) o la industrias pesadas (mercurio, hierro).

No todas las sustancias químicas que podemos descubrir con un análisis de potabilidad del agua son peligrosas para la salud. Algunas solo afectarían al sabor (como el hierro) y otras necesitarían concentraciones muy altas para ser insalubres (como los floruros y sulfatos).

¿Qué parámetros biológicos se investigan en el análisis de potabilidad del agua?

 

El agua natural está acompañada de microorganismos de origen natural e industrial: hongos, moho, algas, bacterias (como estreptococos y coliformes). Solo se puede determinar su presencia mediante el adecuado análisis del agua.

Análisis de aguas en Galicia

Si necesitas realizar algún tipo de análisis de aguas en Galicia, sean aguas potables, aguas residuales o de vertido, necesitas empresa especializada como INSA.des.. Ponemos a tu servicio los más avanzados medios técnicos y humanos para dar respuesta a esas necesidades. Contamos con la última tecnología en nuestra red de laboratorios de análisis de agua en Coruña, Ferrol, Lugo, Santiago, Vigo, Pontevedra y Ourense.

La completa gama de servicios ofrecidos por INSA.des te ofrece una solución global en lo que a calidad del agua se refiere, abarcando todo tipo de análisis de aguas en Galicia, potabilización de aguaen depuradoras y tratamiento de sus residuos, así como la depuración de vertidos de aguas industriales

Confiar el análisis de aguas a INSA.des a es invertir en la máxima higiene y seguridad para tu hogar o negocio. Nuestra empresa te proporciona todas las garantías en cuanto a experiencia, profesionalidad y cumplimiento de la normativa a nivel europeo, estatal, y autonómica.

Contacta con nosotros para más información.